5 mitos sobre sexo que pueden arruinar tu vida sexual

Alrededor del sexo se han extendido mitos que pueden alejarnos de unas relaciones sanas y placenteras. Algunos de ellos difunden ideas e imágenes que nada tienen que ver con la realidad, provocando frustraciones o experiencias insatisfactorias. Y otros, incluso, imponen barreras basadas en prejuicios y desigualdades. Vamos a ver los 5 mitos sobre sexo más extendidos.

5 mitos sobre sexo

1. Los orgasmos de la pareja tienen que ser simultáneos

En el mundo perfecto de la mayoría de las películas y novelas en las que describen relaciones sexuales, parece que lo más normal y casi necesario es tener el orgasmo de forma simultánea. Pero la realidad es que es más frecuente que no sea así

Si ocurre, bienvenido y a disfrutarlo, pero, en caso contrario, no hay que obsesionarse ni frustrarse por ello, pues es difícil conseguirlo. No es, ni mucho menos, lo más importante en la relación sexual y, aunque hayamos llegado al orgasmo, sigue siendo muy placentero ver disfrutar a nuestra pareja hasta que lo consigue.

2. Los hombres tienen más deseo sexual

El deseo sexual varía según la persona y sus circunstancias, independientemente de su sexo, y depende de muchos factores pero no del género o de si tenemos pene o vulva.

Los roles y clichés sociales han condicionado el comportamiento de muchas mujeres con respecto a su sexualidad durante generaciones, dando lugar a este mito que es uno de los más extendidos y generalmente aceptado sobre el sexo. Pero ha dejado de tener sentido en las sociedades avanzadas que caminan de forma imparable hacia la igualdad de géneros y el empoderamiento de las mujeres. Si aún no lo tenéis claro, es hora de cambiar el punto de vista.

mitos sobre el sexo deseo sexual

 3. El tamaño importa

Es el mito más controvertido y no es totalmente falso, sobre todo si pensamos en la penetración, porque intervienen distintos factores.

Desde el punto de vista funcional, tanto en la vagina como en el ano, las zonas de mayor sensibilidad se encuentran relativamente próximas al exterior y no es necesaria una penetración profunda para estimular y provocar placer. También es generalmente aceptado que el mayor diámetro del pene contribuye más que la longitud para aumentar este placer. Con un pene de tamaño medio de entre 10 y 15 cm, se puede alcanzar sin problemas una penetración plena y satisfactoria. No obstante, penes más pequeños pueden presentar algunas limitaciones, sobre todo a la hora de elegir posturas para la penetración, y penes muy grandes pueden provocar dolor o intimidar a la persona que va a ser penetrada.

Pero hay condicionantes personales, sociales o culturales por los que a algunas personas un pene grande les excita más, y ninguna razón física lo puede discutir, por supuesto. Es algo totalmente subjetivo que entra en el ámbito personal y libre de cada persona.

En definitiva, el tamaño tiene mayor o menor importancia, según las preferencias y circunstancias personales.

4.La masturbación es una infidelidad en una relación estable

Muchas personas piensan que, si su pareja se masturba a solas, se debe a que las relaciones sexuales son insatisfactorias e, incluso, lo consideran como una infidelidad. Pero la realidad es que somos seres individuales que siempre mantenemos una parcela de intimidad y libertad personal que se puede extender también al sexo, sin que suponga una traición a tu pareja o una insatisfacción con la relación. Lejos de eso, explorar tu cuerpo, tus sensaciones y tus fantasías puede contribuir a mejorar aún más tus relaciones con otras personas si luego lo comunicas adecuadamente. En este artículo de nuestro blog puedes ver los beneficios de la masturbación.

5. Los juguetes eróticos no caben en una relación satisfactoria

 Los juguetes eróticos son casi tan antiguos como la civilización pero, en los últimos años, se ha desarrollado una extraordinaria variedad de productos que se están creando en base a los más recientes conocimientos de anatomía y sexología, con tecnologías innovadoras y con materiales totalmente inocuos y seguros para nuestra salud. Su uso se ha extendido en todo el mundo y se ha normalizado para millones de parejas que enriquecen y dan variedad a su vida sexual sin que esta tenga que ser previamente insatisfactoria. Como en cualquier otro aspecto cultural o personal de nuestra vida, la imaginación y la diversión evitan la peligrosa rutina que es la que realmente amenaza nuestras relaciones personales y sexuales. Si aún no los conocéis, podéis empezar por leer este artículo de nuestro blog sobre los 5 juguetes eróticos imprescindibles.

juguetes eróticos

Esperamos que, si estabais atrapado por alguno de estos mitos, hayamos contribuido a mejorar vuestra experiencia sexual. Si queréis ver más consejos o descubrir lo que los juguetes eróticos pueden aportar a vuestra vida sexual, os esperamos en Sexcalofríos.

¡Dejad que os sorprendamos!

1 comentario

  • El deseo sexual es una de las cosas más bonitas y placenteras de la vida sin eso no hay nada y los juguetes ayudan mucho con la pareja a experimentar cosas nuevas y bonitas

    Mari Ángeles

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados