EL PUNTO G FEMENINO: dónde está y cómo estimularlo

El punto G es una zona erógena del cuerpo de la mujer que, al ser estimulada, proporciona excitación y placer. También su estimulación es muy probable que lleve a alcanzar el orgasmo. Las dos zonas erógenas primarias de la mujer son el clítoris y este maravilloso punto G.

el-punto-g-femenino-donde-esta-y-como-estimularlo

 

¿Por qué se llama punto G? 

El punto G debe su nombre a Ernst Gräfenberg, un científico alemán que fue la primera persona en hablar de la existencia de este punto femenino de placer, en los años 40. El término “punto G” se popularizó en los 80 aunque durante muchos años se ha dudado de su existencia. 

 

¿Dónde está el punto G?

El punto G se ubica en el interior de la vagina, en la pared frontal detrás del pubis, a una distancia de aproximadamente 5 cm desde la apertura exterior de la vagina.

 

¿Cómo estimular el punto G? 

Hay muchas maneras de estimular el punto G. Las más habituales son acariciar, rozar y presionar esta zona con los dedos, el pene o un vibrador. Su estimulación continuada proporciona excitación y placer sexual, y habitualmente, permite alcanzar un orgasmo estupendo!

Con los dedos

La posición idónea de los dedos para alcanzarlo es introducirlos y luego curvarlos un poco, como haciendo forma de gancho, ya que encontrarás la zona del punto G en la parte que queda encima de tus dedos. 

Con vibradores

Existen vibradores específicamente diseñados para estimular el punto G. Su forma incluye esta curvatura para alcanzar con bastante precisión la zona en cuestión, y al añadir la vibración… te pueden proporcionar una explosión de placer muy intensa!

Ten en cuenta que el punto G está íntimamente relacionado con el clítoris, y la estimulación simultánea de ambas zonas permite alcanzar orgasmos, por lo general, más intensos. Para ello también puedes encontrar juguetes específicos: los vibradores conejito incorporan un saliente que queda fuera de la vagina especialmente diseñado para estimular al mismo tiempo el clítoris. Maravilloso… ¿no? 

Con la penetración

Como quizás ya hayas intuido, con el pene puede ser más difícil alcanzar la estimulación directa del punto G, ya que éste no se puede curvar donde queramos… Por lo que no os preocupéis si os resulta complicado estimular este punto durante la penetración, ¡es normal! Puedes probar posturas diferentes y ver si en alguna el pene de tu chico queda próximo a esta zona. Si no, no le deis importancia, porque hay tantas maneras de disfrutar del sexo… 

 

No encuentro mi punto G… 

Hay mujeres que no consiguen localizar su punto G, y es que no a todas les proporciona un placer especial esta zona. Varios estudios respaldan que este punto no se encuentra en todas las mujeres, cuantificando incluso que sólo el 60% sienten ese extra de placer en el punto G. 

Por lo que, si a pesar de las indicaciones, no encuentras tu punto G, no te obsesiones con su búsqueda, ya que esto puede ser perjudicial para que disfrutes de tus relaciones, si tus pensamientos quedan bloqueados en encontrar este punto en concreto. 

Relájate y disfruta del sexo… Por suerte hay muchas maneras de obtener placer y disfrutar de tus orgasmos sin él. Explora tu cuerpo y encontrarás tus puntos más placenteros. No pierdas de vista tu clítoris y dale un papel protagonista en tu vida sexual.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados