VER PORNOGRAFÍA EN PAREJA: Beneficios y consejos

El dilema de ver pornografía en pareja 

Quizás se te haya ocurrido alguna vez la idea de ver pornografía con tu pareja, y no estés segur@ de si es bueno o malo para la relación. Es una duda que asalta a muchas personas y parejas, y se cuestionan si proponerlo o no.

Sin duda, ver pornografía en pareja es beneficioso para la relación. Es excitante, divertido y aumenta la variedad en los juegos sexuales. Te explicamos a continuación sus ventajas y también algunos consejos a tener en cuenta para conseguir estos beneficios, ya que un mal uso de este recurso podría generar perjuicios en vuestra vida sexual. 

ver-pornografia-en-pareja-beneficios-y-consejos

 

Qué supone el porno en la relación de pareja 

La pornografía se debe considerar como un elemento más de los juegos sexuales en la pareja. Al igual que para divertirnos y no caer en la monotonía vamos al cine, a bailar o a jugar a los bolos, en el plano sexual la pareja también puede encontrar muchos elementos que estimulan la pasión, rompen la rutina y ayudan a mantener viva la llama y a experimentar un mayor placer. 

Estos recursos pueden ser juguetes sexuales, lubricantes, juegos eróticos o ver pornografía. Si se entienden como lo que son y se utilizan con moderación, nunca son sustitutos de las relaciones personales ni van a disminuir el deseo ni placer del sexo sin ellos. Son recursos para facilitar la excitación, intensificar el placer y aumentar la variedad en las relaciones sexuales.

Según un estudio, el 45% de las parejas ven porno juntas de forma habitual.

 

¿Ver porno es infidelidad?

El mundo de la pornografía existe desde tiempos ascentrales… Casi todo el mundo ve o ha visto  pornografía. Sin embargo, muchas personas siguen teniendo prejuicios sobre este tema y raro es que alguien reconozca abiertamente que ve porno. Pero es algo normal, sano y natural (con medida, claro está…).

Estos prejuicios también llevan a asociar en ocasiones la idea de que cuando se tiene pareja, ver porno es ser infiel. Debemos desligar ambos conceptos. Ver estímulos de contenido sexual provoca en nuestros cuerpos reacciones sexuales y excitación, simplemente. Que veas un video de contenido erótico y te excites, es la reacción biológica normal, no significa que le seas infiel a tu pareja ni que desees tener relaciones con otra persona, ni siquiera la que estás viendo en el video. Es sólo una cuestión de causa-efecto. Por lo que ver un video porno y excitarse no es ser infiel y no significa que desees a otra persona! Es un elemento más para aumentar la líbido y excitarse.

Todo esto hay que entenderlo por supuesto dentro de un contexto: la pornografía como complemento, y no como sustituto, del sexo en pareja. Lo que se busca y lo positivo es que la pornografía te genere un mayor nivel de excitación, pero se canalice aumentando el deseo de tener sexo con tu pareja, durante o después de ver los videos juntos. 

 

Beneficios de ver porno en pareja

  •     Relaciones sexuales más satisfactorias. Las parejas que ven pornografía junt@s suelen tener relaciones sexuales más satisfactorias, porque este tipo de videos fomentan la comunicación y la confianza entre ambos. Te animarás a explorar opciones y posturas, y también a hablar más con tu pareja sobre lo que te gusta, lo que no y lo que querrías probar. Todo esto lleva a un mayor éxito en las relaciones.
     
  •     Mayor comunicación. Como apuntábamos, el experimentar juntos algo así, desinhibe y fomenta un mayor diálogo de contenido sexual, siendo más claros y teniendo más confianza para hablar de sexo.
     
  •     Aumenta la complicidad. Como cada experiencia íntima que se comparte en la pareja, el disfrutar de estos juegos íntimos aumentará vuestra complicidad y vínculo erótico.
     
  •     Variedad sexual. El hecho en sí de ver pornografía juntos ya es hacer algo distinto y aporta variedad. Pero el contenido de los propios videos también nos puede aportar variedad de ideas para practicar luego juntos.
     
  •     Mayor excitación. El ver porno juntos es un estímulo sexual que provocará un mayor nivel de excitación, lo cual aumentará nuestro deseo y desatará la pasión.
     
  •     Mayor lubricación natural. Una mayor excitación conlleva el conseguir una mayor lubricación natural.
     
  •     Facilitan la satisfacción de fantasías sexuales. Este tipo de videos nos pueden dar ideas de fantasías sexuales que nos resulten excitantes y que podamos luego experimentar con nuestra pareja. Y por otro lado, nos permite disfrutar viendo otras fantasías sexuales que pueden resultar eróticas en la pantalla pero no haríamos en la vida real.

 

A tener en cuenta para que ver porno juntos sea una práctica beneficiosa:

A pesar de todos sus beneficios, como en todo, si se hace un mal uso de estos recursos podemos acabar generando algunos perjuicios en la relación. Simplemente ten en cuenta estos consejos para que ver porno juntos sea una práctica saludable y positiva para vuestras relaciones sexuales:

  •     Acuerdo mutuo. Para poder disfrutar de ver pornografía en pareja la primera regla es que ambos estéis de acuerdo, os apetezca y os sintáis cómodos con la idea. 
  •     Complemento y no sustituto. Como decíamos antes, lo positivo es que la pornografía te genera un mayor nivel de excitación y esta se canalice aumentando el deseo de tener sexo con tu pareja. Si uno de los dos prefiere la pornografía a las relaciones reales con su pareja, existe un problema en la relación (pero no lo ha provocado el hecho de ver pornografía, con toda seguridad el problema existe de forma independiente).
  •     Uso moderado. Como en todo en la vida, no abusar! Usar este recurso como un elemento más entre otros muchos y no generar una dependencia de la pornografía para excitarse. Si nos volvemos adictos a ver este material, como cualquier otra adicción, será perjudicial tanto para nosotros como para nuestra relación de pareja, y no nos permitirá disfrutar de las relaciones reales.
  •     Ojo con las expectativas. Un video porno es un video porno, y los actores están haciendo su trabajo, se dedican a eso. Tienen cuerpos espléndidos, fuertes y perfectamente depilados, aguantan todas las posturas sin cansarse, tienen una flexibilidad estupenda, gimen y gozan con todo tipo de actos, controlan sus orgasmos y parece todo idílico y perfecto… No olvidemos que un video porno es eso, y es ficción. No debemos caer en el error de que estos videos nos generen unas expectativas con respecto a nuestra pareja de que el sexo va a ser igual que en los videos que vemos. En la vida real, fuera de la pantalla, la mayoría de los mortales no somos tan perfectos, no tenemos esa forma física, no nos gusta todo, no estamos cómodos en todas las posturas… en resumen, nunca hay que comparar la vida real con los videos porno, porque nos generaría frustración al no cumplir con tan altas expectativas. 

 

Porno para mujeres 

El porno tradicional ha estado siempre muy enfocado para el hombre, en el que el centro del placer es la mujer. Pero hoy en día, el público femenino utiliza cada vez más este tipo de videos para excitarse, tanto solas como en pareja. 

1 de cada 4 usuarios de portales de videos pornográficos son mujeres.

Esta creciente demanda ha provocado la aparición de pornografía más orientada a la mujer. En Internet sin duda encontrarás pornografía específica para mujeres y para parejas.

 

Conclusión: ¿ver porno en pareja?

Ver pornografía en pareja enriquece las relaciones sexuales, habitualmente facilita el disfrutar de relaciones sexuales más satisfactorias, aporta variedad y aumenta la pasión. Un uso razonable y natural de los videos porno es una forma más de disfrutar de vuestras relaciones sexuales.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados